Globered
Consigue tu propia página web
Malaria Portuguesa
Email: Malariaportuguesa@yahoo.com
0 0 0

Malaria o Paludismo

Por: Dalmata | Publicado: 16/11/2010 15:24 | | #Cont:1




MALARIA

La malaria o paludismo es una enfermedad causada por protozoarios del género Plasmodium y transmitida  al hombre por la picadura de mosquitos hembras del género Anopheles infectados.

Existen más de 150 especies de Plasmodium que infectan diferentes vertebrados, perosolo cuatro especies causan malaria humana: Plasmodium vivax, Plasmodium falciparum, Plasmodium malariae y Plasmodium ovale; en Venezuela  se han descrito las tres primeras.

 MODO DE TRANSMISIÓN

 La malaria es transmitida por la picadura del mosquito hembra del género Anopheles, también puede transmitirse por transfusión de sangre de personas infectadas, por el empleo de agujas y jeringas contaminadas o por transmisión congénita.

 RESERVORIO

 El hombre es el único reservorio importante del paludismo humano.

 CICLO BIOLÓGICO

 Los parásitos del género Plasmodium se desarrollan en dos huéspedes y en cada uno de ellos tienen un ciclo reproductivo diferente; en el Anopheles, huésped definitivo, se cumple una fase sexual o esporogónica del ciclo de vida del parásito, mientras que en el hombre, huésped intermediario, tiene lugar la fase asexual o esquizogónica.

 CICLO  ESPOROGÓNICO

 Cuando un mosquito hembra del género Anopheles pica a una persona parasitada,   ingiere todas las formas del parásito presentes en la sangre. Las formas asexuales son digeridas en el estómago del mosquito, mientras que los gametocitos  (masculino y femenino) experimentan la exflagelación y la maduración respectivamente.

Los gametocitos salen del glóbulo rojo, el macho emite los microgametos (ocho), y la hembra sufre procesos de maduración transformándose en macrogameto. Con la fecundación del macro por el microgameto se origina el huevo o zigote, el cual continua su crecimiento transformándose en ooquineto u oocineto (huevo móvil), atraviesa la pared del estómago del mosquito y se enquista denominándose  ooquiste y siguiendo su proceso de desarrollo, madura y libera miles de esporozoitos, cuerpos fusiformes con un núcleo central y 13 µ de largo por 2 de diámetro, que se diseminan por la hemolinfa del insecto, y emigran hacia las  glándulas salivales.

En este momento el mosquito se convierte en infectante, capaz de transmitir la malaria.  La duración de este ciclo depende de la especie parasitaria, especie del mosquito, de la  temperatura ambiental, la humedad relativa y la altura.  Ej.:   A 25 ° C,   la esporogonia tiene una duración para el Plasmodium vivax   de 8 a 10 días, Plasmodium  falciparum de 12  a 14 y P. malariae  de 25  a 28  días. Los Anopheles tienen un promedio de vida de 1 a 2 meses aproximadamente.

CICLO EXOERITROCÍTICO

 Se realiza en el hombre y empieza cuando la hembra de un mosquito del género Anopheles infectado pica a una persona sana e inocula los esporozoitos  (forma infectante para el hombre), los cuales permanecen aproximadamente 30 minutos en circulación, luego pasan al hígado e invaden las células hepáticas donde empiezan a crecer y a dividirse transformándose en esquizonte hepático o exoeritrocítico.  Una vez maduro el esquizonte, se rompe, liberando aproximadamente 10.000 merozoitos en P. vivax, 40.000 en P. falciparumy 12.000 en P. malariae, los cuales  van a invadir los glóbulos rojos.

 Este ciclo exoeritrocítico tiene una duración de 8 días para P. vivax;  5.5 para P. falciparum y 14 para P. malariae.

 En las infecciones por Plasmodium vivax, una población de esporozoitos al entrar a los hepatocitos se diferencian en hipnozoitos los cuales permanecen en  estado de latencia por semanas, meses o años. Después de un período de tiempo, los hipnozoitos se activan y producen una esquizogonia exoeritrocítica, dando lugar a una onda de merozoitos que invaden la sangre produciendo una recaída.

 CICLO ERITROCÍTICO

 Consiste en  la  invasión, crecimiento y multiplicación  asexuada del parásito  en el interior de los glóbulos rojos.

 En este ciclo, el parásito pasa por las formas de trofozoito joven, mediano, adulto, esquizonte  presegmentado  y esquizonte segmentado o maduro.

 Al romperse el esquizonte maduro, libera  los merozoitos (momento en que se produce el acceso febril); unos merozoitos van a invadir nuevos glóbulos rojos para repetir el ciclo y otros van a dar origen a los gametocitos.  Los microgametocitos y macrogametocitos son la forma infectante para el mosquito y epidemiológicamente importantes, pues son los responsables de la transmisión de la malaria.

 El ciclo eritrocítico tiene una duración aproximada de  48 horas para Plasmodium vivax y Plasmodium falciparum  y  72 para Plasmodium malariae.    

 PERÍODO  PREPATENTE

 Es el tiempo que transcurre entre la picadura del mosquito  y la aparición del parásito  en la sangre, y varía de 6 a 9 días en los casos de infección por Plasmodium falciparum  y Plasmodium vivax, de 12 a 16  días   el caso de Plasmodium malariae. Por lo regular los gametocitos aparecen en el término de tres días de la parasitemia con P. vivax y después de 12 a 14 días en la infección por P. falciparum.

PERÍODO DE INCUBACIÓN

 Es el lapso entre la picadura del mosquito infectante y la aparición del  cuadro clínico. Es de unos 12 días para P. falciparum, 14 para  P. vivax y 30 para P. malariae.

  SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD

 Después del período de incubación, los síntomas se presentan bruscamente con escalofríos intensos, fiebre y sudoración profusa; los cuales se presentan como accesos intermitentes cada 48 ó 72 horas que corresponden a la ruptura de los esquizontes, aunque también se pueden presentar todos los días sin intermitencia. Se puede presentar, dolor de huesos, dolor de cabeza, dolores musculares, decaimiento, malestar general y trastornos digestivos, pudiendo confundirse con una infección viral u otras enfermedades.

    Ciclo biológico del Plasmodium

DIAGNÓSTICO DE LA ENFERMEDAD

 El diagnóstico de la enfermedad comprende:

 Diagnóstico epidemiológico:

 Se basa en los antecedentes recopilados en la encuesta epidemiológica a través del interrogatorio  al paciente.  Es importante conocer:

-       Si ha viajado o vivido en áreas con transmisión malárica.

-       Si ha estado en contacto con parientes o conocidos con paludismo reciente.

-       Si se han presentado en la comunidad casos conocidos de malaria.

-       Si ha padecido paludismo en un pasado reciente.

 Diagnóstico clínico:

 Basado en las manifestaciones clínicas presentadas por el enfermo: fiebre, escalofríos, sudoración, cefalea, decaimiento, malestar general, dolores articulares y musculares.         

 Diagnóstico del laboratorio:

 Diagnóstico parasitológico

 Consiste en el examen microscópico de la muestra de sangre para demostrar la presencia del  parásito, mediante la técnica de gota gruesa y extendido coloreados con Giemsa.

 Gota gruesa

Es una técnica de rutina y consiste en una muestra de tres gotas de sangre, conformada por numerosas capas en su mayoría de glóbulos rojos, los que son deshemoglobinizados durante la coloración con Giemsa. Esta concentración de glóbulos rojos facilita la detección de los parásitos que pudieran estar  presentes en su interior en densidades  bajas.

 Extendido

Es una capa delgada, única de células sanguíneas, fijadas con metanol y coloreadas con Giemsa, que facilitan la observación de las características morfológicas de los parásitos presentes en los glóbulos rojos.

 Diagnóstico inmunológico

 Abarca métodos inmunoserológicos que evalúan la inmunidad humoral y celular del huésped. La metodología es suficientemente sensible y específica para detectar las infecciones cuando la parasitemia es baja, diferenciar infecciones pasadas de la actual la primoinfección de las recrudescencias y las reinfecciones.

 Una variedad de métodos serológicos han sido evaluados para el diagnóstico de la malaria tales como la Inmunofluorescencia Indirecta (IFI), el Inmunoensayo enzimático (ELISA), Hemaglutinación Indirecta (HAI) y Radioinmunoensayo (RIA).

Recientemente se han introducido pruebas inmunocromatográficas o pruebas rápidas que se basan en la detección de antígenos presentes en los parásitos del género Plasmodium, mediante reacciones antígeno – anticuerpo que se producen sobre tiras de nitrocelulosa.

 Las pruebas inmunocromatográficas en tiras reactivas eliminan la necesidad de la observación con microscopio y ofrecen la posibilidad de contar con pruebas diagnósticas del paludismo en lugares que no cuentan con servicios básicos de salud especialmente en áreas de difícil acceso.

 Las pruebas ICT Pf/Pv y OptiMAL IT® pueden distinguir la infección producida por Plasmodium falciparum de otras especies de paludismo humano. La prueba OptiMAL IT®, que utiliza anticuerpos específicos que detectan la enzima metabólica lactato deshidrogenasa (pLDH) en parásitos vivos ha mostrado ser más sensible que la prueba ICT Pf/Pv.

Fuente: Tomado del Manual de Malaria del MPPS y DGSA

Contenido
189462